LAS PALABRAS

“Las palabras siempre son en parte de alguien más. Se convierten en “nuestras” cuando el hablante las llena con su intención, con su propio acento; es decir, cuando las hace suyas. Antes de este momento de apropiación, las palabras no existen en un lenguaje neutro e impersonal, sino en las bocas del resto de la gente, en los contextos concretos de las demás personas, al servicio de sus intenciones: es de allí de donde debemos tomar las palabras y hacerlas nuestras.”

En esta vida todo nos viene dado, y tenemos el deber de buscarle el sentido en la medida de nuestras posibilidades. Como decía Ortega y Gasset: “la vida nos es dada, pero no nos es dada hecha: la vida es quehacer”. Ese “quehacer” pasa por buscar nuestra propia identidad a través de la experiencia del encuentro. Nos encontramos con palabras que describen la realidad, esas palabras que realzan nuestra persona dándole sentido. Expresiones que, si buscamos y éstas son ciertas, nos conducen al encuentro de nosotros mismos.

Nacemos sin saber quiénes somos, y necesitamos hacer las cosas nuestras, a través del lenguaje, para dotarlas de sentido. Dicho de otro modo, como bien vemos en el texto, las palabras empiezan a existir cuando se les dota de un contexto y una intención. Los hombres, tenemos la profunda necesidad de tomar la realidad que nos es dada, hacerla propia (vivida), y expresarla para llegar a su pleno sentido.

En mi vida particularmente, se da esta experiencia de modo constante. Si algo me apasiona es de conocer las cosas, experimentarlas hasta lo impercibible y compartirlo como expresión humana de felicidad por haber encontrado algo único a mis ojos.

El lenguaje es el que me ayuda a comprender la realidad según sus factores, (implicando un gran esfuerzo a veces). Debo cerciorarme mediante la razón y el hábito, que es posible vivir lo que leo o escribir lo que experimento. Todo tiene sentido en esta vida, incluso la realidad más oscura, la muerte o el sufrimiento. Pero como todo, es un gran misterio. A mi entender, debemos tratar de comprender qué son las cosas, qué es lo que nos rodea y procurar hacer con todo ello un bien para todos. Sino, ¿qué sentido tiene vivir?

Anuncios

2 respuestas a “LAS PALABRAS

Razona para unir, no para separar!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s